Nuestra historia

A principios de los años 50 D. Mario Collari, junto a su hijo Edore, motivados por una gran demanda local, comienzan la producción de cultivadoras rotatorias y de bobinadoras para alambres metálicos en un pequeño taller en el centro de la ciudad.

En 1963, la empresa se amplía con la construcción de una nueva nave industrial y la gestión de la empresa pasa a Edore, quien la dirige hasta nuestros días.

Hoy, después de más de 50 años de continua actividad, la empresa COLLARI ha sido notablemente ampliada, llegando a ser muy conocida en Italia y en todo el mundo por su cuidado artesanal y la resistencia con la que se realizan sus productos. Dichas características son muy valoradas por una clientela exigente, cada vez más orientada a un intenso uso profesional.

La filosofía constructiva de la empresa es la de aplicar todas las nuevas tecnologías disponibles, mejorando de forma constante los productos sin afectar a su resistencia de construcción, característica que siempre la ha distinguido.

El sector agrícola se ha desarrollado ampliamente a lo largo del tiempo, siguiendo las necesidades de un mercado en continua evolución. Esto ha dado lugar a la producción de nuevas máquinas: subsoladores, extirpadores-subsoladores, cultivadoras normales, combinados con secciones hidráulicas de rulos o discos posteriores, enterradoras, acaballonadoras, combinados subsolador + cultivadora giratoria, combinadas para la siembra con mínima labranza, etc.

La atención prestada a nuestros clientes, nos ha dado la oportunidad de ampliarnos a nuevos sectores como la jardinería, los viveros y  la horticultura, que han llevado a la producción de máquinas especiales para la preparación del terreno.

Parte de la empresa está dedicada a la fabricación y distribución de bobinadoras para alambres metálicos, en principio solo dirigidas al mundo agrícola (producción de bobinas de alambre metálico para su uso en máquinas de empacado de forrajes), pero hoy también utilizadas en el ámbito del reciclaje de papel, plástico, latas, forrajes deshidratados, etc. y están destinadas principalmente a una clientela en el sector de la siderurgia y del procesado.

En la actualidad, la empresa trabaja en un área propia de aproximadamente 5.000 m², dirigida por la tercera generación de Collari, los hermanos Gian Luca y Valeria.

La empresa exporta de forma habitual sus productos a toda Europa, Estados Unidos, Sudamérica, Centroamérica. Rusia, el norte de África, Oriente Medio y Australia. La empresa es socia fundadora del CONSORZIO EUROAGRI, para la promoción de la exportación y también es socia comercial de numerosas empresas del sector.